Mercados

Siempre un paso por delante a las tendencias del sector

Agroalimentario

Ofrecemos una ventaja competitiva para afrontar el futuro

Los brazos robóticos colaborativos industriales de UR se encontrarán como en casa en su cadena de producción alimentaria. De hecho, la carcasa exterior de los robots se ha diseñado expresamente para reducir el riesgo de acumulación de polvo y escombros. Proporcionan una unidad sellada herméticamente que puede utilizarse en entornos higiénicos.

Pueden asignarse y reprogramarse conforme a las tareas y aplicaciones tantas veces como sea necesario.

Contar con un robot de UR en su producción también puede ayudarle a reducir el riesgo de lesión de sus empleados como consecuencia de las tareas repetitivas. Las tareas pesadas de empaquetado ya no son un reto para los empleados, ya que los robots están siempre conectados y listos para trabajar.

Aplicaciones en el sector agroalimentario

Beneficios para cualquier sector

1. Cuide a sus empleados

Colaborativos y seguros. UR es el principal creador de robots colaborativos, actualmente más del 80% de los brazos robóticos que se encuentran en funcionamiento trabajan junto a personas, sin necesidad de protecciones de seguridad. Además elimine movimientos nocivos y repetitivos de la cadena de producción que a largo plazo pueden causar bajas laborales.

2. Rentabilidad

Tenemos la amortización más rápida del sector, debido a que los robots UR prescinden de los costes asociados a la automatización, como la externalización de la programación y los vallados de seguridad. 

3. Aumento de la calidad en la producción

Aumente la calidad de sus productos, los brazos robóticos permiten trabajos de gran precisión que aportarán calidad a los acabados de todos los procesos de los que formen parte.

4. Flexibilidad de tareas

Los centros de producción requieren de flexibilidad y agilidad para poder abastecer a una demanda en constante cambio y mantener su competitividad. Nuestros robots con poco peso le permiten moverlos con facilidad e integrarlos en nuevos procesos automatizando prácticamente todas las tareas manuales, incluyendo cambios rápidos y lotes pequeños.

5. Fácil configuración, lo automatizamos prácticamente todo

El montaje del brazo robótico UR es tan sencillo que incluso los operarios que lo hacen por primera vez se sorprenden. Desempaquetar el robot y programar una primera tarea sencilla suele llevar menos de una hora. Cuando decimos que los brazos robóticos pueden automatizarlo prácticamente todo, realmente queremos decir prácticamente todo: montaje, pintura, atornillado, etiquetado, empaquetado, pulido, moldeo por inyección, soldadura, análisis de laboratorio, supervisión de maquinaria y control de calidad.


¿Quieres saber cómo pueden nuestros robots ayudar a tu empresa?

Contacta con nosotros
Contacto












Enviando

En CFZ – Cobots utilizamos cookies para mejorar su experiencia de navegación. Si continua navegando entendemos que acepta su uso.
Cerrar | Más info