Robótica Colaborativa

Robótica tradicional y robótica colaborativa, diferencias.

cfzcobots

Publicado por

20/02/2018

El robot colaborativo o Cobot, nació ya en el siglo pasado, y a día de hoy son miles los robots que ya están instalados y funcionando. Encontramos cobots en empresas de distintos sectores y lo más importante, tanto en pequeñas como en grandes empresas.

Los robots colaborativos, son una tecnología que está al alcance de cualquier empresa, sea cual sea el tamaño de la misma. Hoy vamos a enumerar cuáles son las ventajas del cobot frente al robot convencional:

1. Relocalizable en distintas instalaciones

Frente al robot convencional, que tan sólo se puede instalar en un lugar y realizar una tarea fija y repetitiva. Los cobots son muy flexibles a la hora de integrarlos en nuevos procesos ya que pueden mover con mucha facilidad. Los brazos robóticos son muy ligeros y los puede transportar una sola persona. Además, se pueden montar en cualquier superficie: en horizontal, en vertical incluso en el techo. Se integran con mucha facilidad en nuevos procesos como ya hemos comentado, permitiendo la automatización de cualquier tarea incluso es efectivo y práctico cuando se trata de pequeños lotes.

2. La interacción humana

En el caso de los robots de la industria clásica, nos encontramos con que tan sólo siguen un programa fijo, y además nunca interactúan con las personas que tienen a su alrededor.

En contraposición, los cobots están ideados para trabajar codo con codo con los operarios, ofreciendo un ambiente cooperativo, ayudando en tareas que son más complejas y que por tanto no pueden ser automatizadas por completo.

3. Espacio compartido

Los cobots son totalmente seguros, y pueden trabajar junto a personas sin necesidad de protecciones ni seguridad añadida, como vallas o recintos cerrados. Incluyen modernos sensores que hacen que el cobot se inmovilice al más mínimo contacto. Además los cobots pueden desarrollar aquellas tareas que resultan aburridas para los operarios.

4. Fáciles de programar

A diferencia de los robots industriales, los cobots son muy sencillo de programar, no requieren de ningún tipo de formación específica. Poseen una interfaz sencilla e intuitiva, que permiten que cualquier operario sin conocimiento de programación pueda programar el cobot con total comodidad. Por ejemplo, en algunos casos basta con que el operario realice el movimiento que desea con el brazo del cobot, y este lo reproducirá de forma automática. En otros casos habrá que ayudarse de la pantalla táctil. Así los operarios podrán utilizar el cobot para cualquier tarea de una forma muy sencilla.

5. Rentabilidad

Los brazos robóticos tienen un periodo de amortización de menos de un año. Frente a los robots clásicos que se tardaban años en amortizar. Esto se debe a que se elimina costes que estaban ligados con la automatización como son los vallados de seguridad, y el equipo de programación, siendo de esta manera la amortización más rápida del sector. Si estaba pensando en que la robótica era algo sólo al alcance de unos pocos, vaya quitándose esa idea de la cabeza.

Nosotros creemos que el futuro es colaborativo y nuestro objetivo es facilitárselo. Si desea más información puede ponerse en contacto con nosotros a través de nuestro formulario de contacto o directamente a través de nuestro tlf: 966 615 029

Escrito por:

Somos distribuidores oficiales de Universal Robots. Ofrecemos a las empresas soluciones robóticas colaborativas para ayudarles a mejorar su productividad y el trabajo diario de las personas en las líneas de producción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En CFZ – Cobots utilizamos cookies para mejorar su experiencia de navegación. Si continua navegando entendemos que acepta su uso.
Cerrar | Más info